Siete ideas para organizar tu lavadero IKEA: un cuarto para lavar y planchar

Author: | Posted in Ikea baños No comments

cuarto de planchar ikea

En los pisos modernos encontrar espacio para hacer la colada, tender la ropa o planchar parece muchas veces misión imposible. Todos soñamos con un tendal exterior y una amplia habitación donde poner la lavadora, cestos para la ropa sucia o recién recogida, y con espacio libre para la tabla de planchar en el centro, pero incluso ese cuarto de la lavadora ideal presenta sus desafíos en cuanto a organización y orden.

Por eso hoy compartimos siete ideas para organizar un lavadero IKEA, sea este amplio o solo un rinconcito en el cuarto de baño, y que la colada sea así una tarea cada vez más fácil.

Espacios multifuncionales

Un balcón o terraza cerrado puede convertirse en el rincón perfecto para un cuarto de la lavadora improvisado, y en portada podemos ver que mantener el orden e incluso cierto estilo es posible. ¿Y qué elementos son esos? Un tendal plegable que apenas ocupe espacio cuando se cierra, una plancha también plegable que se puede colgar de un gancho en la pared, estanterías amplias y cestos para guardar la ropa recién recogida hasta la hora de plancharla. Además, los productos de limpieza se pueden camuflar en cajitas más monas para que el espacio no pierda su toque coqueto.

cuarto de la lavadora ikea

Cortinas para correr un tupido velo

Porque no siempre queremos tener la ropa a la vista, una cortina puede ser el elemento clave de un espacio de lavado multifuncional, ya que corriéndola, todo el área de trabajo queda oculto, y eso permite dar nuevos usos a la habitación. Por otro lado, una superficie de trabajo lisa y despejada será muy útil para ordenar la ropa después de cada lavado, y es que, si la doblas bien, ¡quizá después no tengas que usar la plancha! Además, la ropa limpia se puede colocar en distintos cajones extraibles, para que cada miembro de la familia pueda ocuparse de su ropa y transportarla cómodamente hasta su habitación.

ikea cuarto de la lavadora

Blanco y muy pulcro

El color blanco transmite pulcritud y limpieza, y por eso es una opción recurrente en los cuartos de lavar y planchar. Además, una barra puede ser un elemento muy útil, tanto para colgar ganchos para una bolsa de pinzas como para colgar las camisas a secar o ya planchadas en fila y en su percha. Tampoco puede faltar una estantería donde organizar los productos de limpieza, los más habituales en los estantes que quedan a mano, y los de menos uso en los más altos.

cuarto-ikea-plancha

Un pequeño lavadero IKEA

Una pequeña despensa contigua a la cocina se puede convertir en un cuarto de la lavadora superpráctico con los accesorios adecuados. Solo necesitas la lavadora, una pequeña superficie de trabajo y mucho almacenaje. Esto se puede conseguir a través de distintos cestos, unos para la ropa sucia (organizada por colores, por ejemplo) y otros para la ropa limpia. Además, el almacenaje con ruedas permite mover cómodamente los cestos de una habitación a otra cuando es necesario.

lavadero ikea

Lavaderos a dos alturas

También es buena idea utilizar el espacio vertical, especialmente en los lavaderos más pequeños. Así, vemos que es posible colocar dos tendales de pared, uno encima de otro, para multiplicar el espacio para secar la ropa, sin ocupar espacio libre.

ikea lavadero

Cuando el lavadero es también el cuarto de baño

Muchas veces la lavadora se encuentra encajonada en el cuarto de baño, pero se puede tratar de ocupar el espacio superior, e idealmente, también el lateral para colocar un pequeño tendal, estanterías para los productos de limpieza, o las cestas para la ropa.  Los sistemas modulares resultan muy adecuados para estas labores ya que se pueden ir modificando con el paso de tiempo, incluyendo más o menos baldas y sumando o restando cajas apilables.

lavadora en el baño

El sistema de rieles es el más práctico

Como ya hemos visto en muchas de estas imágenes, el almacenaje con sistema de rieles es una solución muy socorrida. Te permite adaptar el almacenaje a tus necesidades, encajando las baldas a la altura necesaria y moviéndolas cuando sea necesario, además, puedes adaptar la encimera para dejar un hueco con la lavadora o ponerla perfectamente encajada. ¡Solo depende de ti! Además, las cajas transparentes permiten saber en cada momento qué es lo que queda por hacer y dónde está cada prenda.

¿Cómo tienes organizado tú tu lavadero IKEA?

Add Your Comment