Receta de las albóndigas Ikea

Author: | Posted in Tiendas Ikea No comments

Albóndigas Ikea

Reconozcámoslo, la experiencia Ikea no está completa si no comemos en el restaurante y pedimos unas deliciosas albóndigas suecas. Se trata de un plato tradicional escandinavo que destaca por la mezcla de sabores, ya que la carne se acompaña de salsa de nata y mermelada de arándanos.

Aunque el año pasado hubo bastante polémica al descubrirse que las albóndigas Ikea escondían carne de caballo (sin avisarlo), no deja de ser una receta que a mí me resulta muy sabrosa. Tanto, que me encantaría hacerlas yo misma en casa. Por eso busqué la receta.

¿Quieres conocerla?

Lo cierto es que podemos comprar las albóndigas congeladas en la tienda sueca, la zona de alimentación de Ikea. Se llamán Kottbullar (albóndigas en sueco) y 1 kilo cuesta 5’99 euros. Pero yo no soy muy amiga de comprar ese tipo de preparados (prefiero saber exactamente que estoy comiendo, y además así seguro que son más sanas). La receta no es muy complicada, y resulta ideal para darle un toque exótico/nórdico a nuestros menús 😛 Eso sí, para seguirla al pie de la letra tendremos que prescindir de nuestro adorado aceite de oliva y cambiarlo por ¡grasosa mantequilla!

¡Apunta todos los ingredientes necesarios! Para las albóndigas en sí, son los siguientes:

  • 250 g de carne picada de ternera
  • 250 g de carne picada de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • 1 vaso de leche
  • 50 ml de pan rallado
  • 2 patatas
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • Sal y pimienta

Y para la salsa:

  • 100 ml de nata
  • 200 ml de caldo de carne
  • 1 cucharada de harina
  • Sal y pimienta

En cuanto a la mermelada de arándanos, parte imprescindible del plato, puedes comprarla (en Ikea o en cualquier otra tienda).

El proceso para cocinar las albóndigas es así:

  1. En una sartén, pon una cucharada de mantequilla y echa la cebolla bien picadita. Espera a que se dore.
  2. Mezcla en un bol la cebolla ya dorada con la carne, el huevo, la leche, el pan rallado, la sal y la pimienta. Mezcla bien hasta conseguir una masa más o menos compacta.
  3. Amasa la mezcla, tratando de que adhiera bien, y después forma bolas (que serán las albóndigas). ¡Cuanto más pequeñitas mejor! Mételas en la nevera durante una hora, para que así consigan más consistencia.
  4. Fría las albóndigas a fuego lento en una sartén con abundante mantequilla. Tardarán un cuarto de hora, más o menos, en cocinarse.
  5. Cuece dos patatas en una olla aparte, y después déjalas enfríar. Aplástalas para crear efecto “puré”.
  6. Para hacer la salsa, echa en un cazo el caldo de carne. Espera a que hierva y añade la nata y la cucharada de harina para espesar. Sazona con sal y pimienta.
  7. Sirve las albóndigas recubiertas de la salsa, y acompañadas de las patatas aplastadas y de un par de cucharadas de mermelada de arándanos.¡

Y a disfrutar de las albóndigas Ikea en casa!

Add Your Comment

Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal